• Inicio
  • Noticias
  • Articulo de Eldiario | Trabajadores enfermos del 9/11 denuncian abandono y falta de atención

Articulo de Eldiario | Trabajadores enfermos del 9/11 denuncian abandono y falta de atención

Eldiariony

Trabajadores enfermos del 9/11 denuncian abandono y falta de atención

A 17 años de los ataques a las Torres Gemelas, empleados de limpieza que desarrollaron cáncer y otras enfermedades por trabajar en la Zona Cero, exigen protecciones de salud e inmigración
Trabajadores enfermos del 9/11 denuncian abandono y falta de atención
Rosa Espinoza y Juan Carlos Sandoval, trabajadores del 9/11 que resultaron con serios problemas de salud, junto a la candidata a la Asamblea Catalina Cruz

Este 11 de Septiembre se conmemorará un nuevo aniversario del fatídico ataque terrorista a las Torres Gemelas del 2001, que acabó con la vida de casi 3,000 personas. Y mientras sus nombres serán objeto de tributo, como suele hacerse cada año, cientos de trabajadores de limpieza que ayudaron en las labores de recolección de escombro en la Zona Cero, denuncian que los han dejado solos y echados a su suerte.

Así lo manifiesta la ecuatoriana Rosa Espinoza, quien en el 2001 trabajó tres meses en la zona de los ataques terroristas y hoy llora de rabia y frustración, al saber que padece un cáncer terminal. Según ella, no está recibiendo la atención que debería y la están tratando como una persona de segunda clase.

“Estos años han sido terribles para mí y toda mi familia. No solamente tengo cáncer yo, sino que mi esposo, que también trabajó en las torres está más grave, y mi hijo que nació unos meses después de que trabajé allá, nació con muchos problemas respiratorios. Nos tratan como si no valiéramos”, asegura la madre de familia, en medio de un llanto desesperado. “A mí ni siquiera me han resuelto el tema de compensación, porque los doctores no quieren firmar que mi enfermedad es producto de mi trabajo en las torres. Solo me dan un cheque de $100 dólares, no me cubren ni los pañales que debo usar y hasta a mi hijo lo secuestraron en Ecuador en 2013 cuando salió allá la noticia de que a los trabajadores de las torres nos habían dado un montón de dinero… mi vida se volvió una pesadilla”.

La exempleada de la Zona Cero, quien fue diagnosticada con cáncer en el 2007, agrega que cada vez que acude al hospital Monte Sinai, uno de los 8 centros médicos del programa de ayuda de salud “World Trade Center” en Nueva York dispuestos para ofrecer tratamiento a los trabajadores afectados después del 9/11, sale sintiéndose que no vale nada.

“A mí hasta me dicen que ya no mencione más lo del cáncer, hablan públicamente de mi condición, hasta en los elevadores. No me atienden inmediatamente, me siento humillada y nos hacen sentir como si fuéramos desechables por ser indocumentados”, dijo la madre de familia. “No somos animales, estamos muriéndonos lentamente y lo único que pedimos es que tengan compasión de nosotros. Yo sé que pronto me puedo morir, pero quiero tener una vida digna y la compensación que me merezco para poder dejarle algo a mi familia”.

José Sánchez, de 55 años, quien también trabajó en las labores de limpieza en la Zona Cero hasta marzo del 2002, tiene el mismo sentir de su paisana. Asegura con mucho arrepentimiento que lo que empezó como una oferta para hacer dinero extra por unos cuantos meses, un año después lo llevó a tener serios problemas de salud, que “destruyeron” su vida. En total asegura que solo recibió cuatro semanas de compensación, lo que ve como “una burla”, que no le sirvió de mucho.

“Yo padezco de problemas respiratorios, problemas digestivos, tengo apnea del sueño y no me ayudan como deben. Además cuando uno va a los programas, no cubren todo, y viendo morir a otros trabajadores como mi propio hermano, que murió de cáncer cerebral tras el 9/11, siento que debería haber un plan de seguimiento constante, donde nos revisen para garantizar que no vamos a tener esa enfermedad”, afirma el trabajador, quien tampoco recibe ayuda emocional. “Yo siempre ando intranquilo y con el temor que de que pueda salir un tipo de cáncer pronto y no me dan ningún tratamiento sicológico… es como si no importáramos”.

Y aunque existen leyes como la de Compensación y Salud del 9/11, conocida como Ley Zadroga, que establece a través del Programa de Salud del World Trade Center (WTC) que las personas expuestas al desastre sigan recibiendo servicios de monitoreo y tratamiento para los problemas de salud relacionados con el 11 de Septiembre, hasta por lo menos 2090, varias víctimas y activistas insisten en que eso no se cumple al pie de la letra.

“Yo me siento irrespetado, porque cada vez que voy a los doctores me dicen que estoy bien, y yo no me siento bien. Prácticamente hay que decir que uno tiene cáncer para que le pongan atención y no hacen nada para monitorearnos profundamente y evitar que eso pase”, asegura Juan Carlos Sandoval, quien trabajó dos meses en la Zona Cero, y en el 2009 estuvo internado seis semanas por problemas respiratorios agudos. “A nosotros nos tienen abandonados. Yo sé que nos vamos a morir de cáncer tarde o temprano, pero si nos checaran bien, podrían ayudarnos. Duele ver que cuando nos necesitaron si nos llamaron y ni papeles pidieron pero ahora a nadie le importamos”.

“Las víctimas olvidadas”

Y tras meses trabajando con empleados de limpieza del 9/11 como Sandoval, Catalina Cruz, candidata a la Asamblea estatal por el Distrito 39, que comprende Corona, Jackson Heights y Elmhurst, está desarrollando una propuesta legislativa que pretende impulsar de llegar a Albany. La antigua “dreamer” asegura que los empleados de limpieza del 9/11 son “las víctimas olvidadas”.

“Hay una falla del sistema a nivel federal y estatal. Le fallamos a muchas de las personas que dieron su vida. Estas personas que hicieron labores de rescate y limpieza sacrificaron su salud y creo que es nuestra obligación ayudarlos”, comentó la candidata. “Lo que propongo es mirar y revisar todos los casos de las personas a quienes se les han otorgado beneficios a nivel estatal, para garantizar que se les dio el beneficio máximo. No es justo que se les trate como desechables. Los usamos y luego los tiramos sin ninguna compasión”.

La líder comunitaria asegura que aunque lo justo sería otorgarles también estatus migratorio a quienes están afectados, esa es labor federal, algo en lo que están intentando trabajar otros políticas como la candidata a congresista federal por Nueva York Alexandría Ocasio-Cortés.

Cruz insiste en que el Estado de Nueva York debe proteger a los trabajadores afectados tras el 9/11, por lo que propone una ley que audite todo el programa de ayuda para tener una visión completa de lo que está pasando con esas víctimas.

“A nivel estatal no podemos otorgarles la residencia, que se merecerían, pero sí tenemos que asegurarnos de revisar sus casos y asignar más recursos. Lo mínimo que se merecen estas personas es que cuidemos de su salud, porque sabemos cuántas han recibido beneficios, pero no sabemos cuántas de ellas obtuvieron lo que realmente se merecían”, agregó la colombiana.

Reconocen que faltan más recursos

Y ante las quejas, Charlene Obernauer, directora ejecutiva de NYCOSH (Comité de Nueva York de Seguridad y Salud Ocupacional), que trabaja en el programa “World Trade Center” de ayuda a personas afectadas tras el 9/11, admitió que todavía falta que los centros médicos que atienden a los trabajadores que resultaron enfermos tengan más recursos. De los 90,000 personas que prestaron labores relacionadas con el 9/11, unas 50,000 están dentro del programa.

“Creemos que es necesario que haya más fondos para que se provea la atención que todos se merecen y el programa sea exitoso, pero siempre nos va a preocupar cuán bien la gente está beneficiándose del sistema”, dijo Obernauer, explicando que alrededor de 4,000 personas han sido detectadas con enfermedades relacionadas con el 9/11, y unas 2,000 han fallecido a causa de su exposición a los efectos de la Zona Cero.

“Les pedimos que nos contacten personalmente y vamos a mirar sus casos y podemos ayudarlos y ser defensores y que sepan que cuando una persona se diagnostica con necesidades de servicios mentales, no hay expiración de atención”, agregó la mujer.
La representante de NYCOSH agregó que todavía hay muchas personas que califican para recibir ayuda y no lo ha hecho y pidió que quienes tengan padecimientos de salud reclamen sus derechos, pero que antes se asesoren de abogados, pues el proceso es muy complejo.

“Muchos afuera no sabe del programa, o no sabe cómo pueden beneficiarse de los servicios de salud o de compensación y muchos no saben que pueden aplicar incluso sin importar su estatus de documentos o algunos temen aplicar”, dijo la funcionaria. “Todavía muchos pueden recibir compensación, pero les recomiendo que hablen con un abogado que los represente, porque el proceso de aplicación puede ser confuso, incluso conociendo el vocabulario legal porque hay detalles muy específicos”.

Senado Estatal aprueba ley que amplía protecciones a enfermos del 9/11
Justo cuando decenas de trabajadores de la Zona Cero que resultaron con serios problemas de salud, señalan que las autoridades los han abandonado, el Senado estatal anunció una nueva ley para preservar los beneficios de aquellos que sacrificaron su salud y bienestar tras el ataque terrorista del 9/11.

A través de la legislación (S7797A), patrocinada por el Senador Martin Golden, de Brooklyn, se amplía la capacidad de quienes resultaron afectados en operaciones de rescate, recuperación o limpieza del World Trade Center para reclamar beneficios de compensación laboral.

“Esta nueva ley, que patrociné, extiende el período para que nuestros primeros intervinientes del 9/11 que aún no han presentado una solicitud, lo hagan. También permite que los primeros intervinientes del 9/11 que quedaron discapacitados entre el 11 de septiembre de 2015 y el 11 de septiembre de 2017 presenten un reclamo antes del 11 de septiembre de 2022”, aseguró Golden, quien se refirió a estos trabajadores y rescatistas como “héroes”.

Inicialmente, las personas que participaron en las operaciones de rescate, recuperación o limpieza del World Trade Center tenían hasta el 11 de septiembre de 2010 para presentar su solicitud y ser elegibles para la compensación laboral.

La nueva ley también otorga a las personas que solicitaron beneficios y se les denegaron entre el 11 de septiembre de 2015 y el 11 de septiembre de 2017, la oportunidad de reconsiderar sus reclamos.

Propuesta de Cruz para trabajadores enfermos del 9/11
  • Revisar extensiva y minuciosamente todo el programa de beneficiarios de servicios de salud y compensación laboral a trabajadores afectados del 9/11.
  • Crear un organismo independiente o elegir una organización que revise y evalúe la manera en que se manejaron los fondos con la ayuda de un grupo de trabajo.
  • Determinar si a todos los solicitantes se les entregó el 100% de los beneficios a que tienen derecho. De no ser así, crear mecanismos para otorgar beneficios que no se entregaron.
  • Solicitar más fondos para programas de salud y compensación que no dejen por fuera a ninguno de los afectados, sin importar su estatus migratorio.
  • Destinar abogados especializados que se encarguen de realizar la asesoría y labores de solicitud de beneficios que garanticen el éxito de los reclamos.
  • Una vez obtenidos los resultados de esa auditoría, elaborar una pieza de ley que garantice que no se le niegue a ninguno de los afectados sus beneficios plenos.

Dónde pedir ayuda

  • Las víctimas de las labores de limpieza del 9/11 pueden solicitar ayuda a la línea (855) 4982243 de NYCOSH.
  • También pueden informarse a través del sitio web http://nycosh.org/
  • Aquellas personas que tengan cáncer relacionado con el WTC o quienes se enteraron por primera vez de sus enfermedades después del 3 de octubre de 2011 todavía pueden registrarse en el programa de ayuda.
  • La ley Zadroga autoriza que las víctimas reciban monitoreo y tratamiento para los problemas de salud hasta por lo menos el 2090
  • 2,000 personas expuestas a labores en la Zona Cero o relacionadas con el 9/11 han fallecido

Más Noticias